Las auroras, están casi reservadas a azafatas y pilotos de líneas aéreas, que vuelan sobre el Polo y naturalmente para aquellos pasajeros, que tienen la fortuna de que su vuelo coincida con uno de estos maravillosos espectáculos.

fotografía de Aurora Boreal

Las auroras boreales, son fenómenos luminosos, que se nos manifiestan con un grandioso resplandor, que se da en la alta atmósfera y que aparecen en el cielo, con preferencia en las regiones polares, tanto boreales como australes.

Con más rigor digamos que se producen cuando una eyección de masa solar choca con los polos norte y sur de la magnetosfera terrestre, produciendo una luz difusa pero proyectada en la ionosfera terrestre. Las auroras no siempre son del mismo color, sino que dependen de la oblicuidad con que choquen contra el polo.

Lo que normalmente vemos son esas quietas cortinas y cintas que algunas veces, cambian de forma rápidamente, avanzan, retroceden o se hinchan de una manera violenta y se vuelven también bastante brillantes.

En los lugares de latitud elevada, están constituidas por arcos, apoyados o no sobre el horizonte. A veces, presentan espléndidas coronas y muchas veces están constituidas por cortinas o guirnaldas, que parecen agitadas por el viento.

 fotografía de Aurora Boreal

Se presentan con mayor frecuencia en el polo norte que en el sur, por lo que casi siempre se les llama auroras boreales. La coloración suele ser variable, desde el blanco, al amarillo, al rojo y al verde azulado.

También varían sus proporciones. Las hay que ocupan gran parte del cielo, mientras otras, son bastante modestas y otras incluso apenas perceptibles. Su altura puede oscilar entre los 100 y los 600 km. La duración en el tiempo, puede oscilar entre unas horas y hasta varios días.

fotografía de Aurora Boreal

Son conocidas desde muy antiguo, pero no han tenido explicación hasta tiempos muy recientes. Hoy sabemos que el origen de estos fenómenos luminosos, se debe, como hemos dicho, a la excitación de los átomos de los gases de la alta atmósfera, por partículas que entran en ella, con gran energía, procedentes del Sol.

Se comprobó que el número de las auroras, variaba aproximadamente cada once años, que es el período de la actividad solar. En la actualidad, se ha observado que los máximos y mínimos, coinciden respectivamente con la mayor y la menor frecuencia de las auroras.

El astrónomo noruego Carlos Störmer en 1921, trabajó mucho en este problema y comprobó que las partículas emitidas por el Sol, se canalizan hacia las regiones polares, donde se hallan los polos magnético de la Tierra.

fotografía de Aurora Boreal  

De todo lo que hemos leído sobre las auroras polares, lo mas impresionante para mí, ha sido un pasaje del explorador noruego Fridtjof Nansen, que escribió lo siguiente:

"Esta noche, la aurora boreal ha derramado todos los colores del arco iris bajo el cielo. Al principio, el amarillo era el color predominante, después el verde y finalmente un intenso rojo. Encima del horizonte, apareció una serpiente de fuego que brillaba intensamente. Después se bifurcó y una parte se convirtió en rojo rubí con ribetes dorados y la otra se tornó de un color amarillo intenso. Rayos y olas viajaban a través de la cortina de luz variando en luminosidad, a veces muy intensamente y otras palideciendo hasta desvanecerse".

Las palabras de este escritor nos manifiestan la grandiosa impresión que debió causarle esa aurora boreal.

El mayor espectáculo de aurora boreal que se recuerda en el sur de Finlandia tuvo lugar en el cielo, en las noches del 6 y 7 de abril del año 2000. En Helsinki, al sur de Finlandia, cientos de gentes maravilladas, sacaron a sus amigos de la cama con la frase: "No preguntes y sal fuera. No vas a creer lo que ven tus ojos."

fotografía de Aurora Boreal