Una constelación es una agrupación de estrellas, cuya posición en el cielo es aparentemente tan cercana, que las civilizaciones antiguas decidieron conectarlas mediante líneas imaginarias, trazando así figuras sobre la bóveda celeste.
En el espacio tridimensional, en cambio, las estrellas de una constelación, no están necesariamente físicamente asociadas, incluso pueden encontrarse a cientos de años-luz unas de otras.
Algunas constelaciones, son más antiguas que otras, pues fueron creadas hace muchos siglos por los pueblos que habitaban las regiones del Medio Oriente y el Mediterráneo. Otras, en cambio, tuvieron su origen en tiempos más recientes, cuando los viajes a otros lugares hasta entonces desconocidos, llevaron al hombre europeo a explorar los mares del sur.
A partir de 1928, la Unión Astronómica Internacional (UAI), decidió reagrupar oficialmente la esfera celeste en 88 constelaciones, con límites precisos, tal que todo punto en el cielo, quedara dentro de los confines de una figura. Antes de dicho año, eran reconocidas otras constelaciones menores que luego cayeron en el olvido.
En algún otro lugar, haré algún comentario sobre que, a mi parecer, debieran ser 89 las constelaciones del cielo, dado que una de ellas, Serpens, debiera contabilizarse como dos.
La compilación de constelaciones más antigua que se conoce, se remonta a Claudio Ptolomeo, quien en el siglo II a .C., presentó un catálogo de 1.022 estrellas, agrupadas en 48 constelaciones en su obra Almagesto.
Si algún lector quiere conocer con más detalle, algunas características de cualquier constelación, así como los bordes de cada una, le sugeriría consultar otro libro mío de título TODAS LAS CONSTELACIONES DEL CIELO, que lleva como subtítulo ¿Son 12 ó 13 las del Zodiaco?
A continuación, daremos unas breves reseñas de cada una de las constelaciones, que nos ofrecen como un grandioso empedrado que cubre toda la bóveda celeste, en orden alfabético.

pulse para consultar las constelaciones  pulse para consultar las constelaciones