Los cometas son cuerpos de formas irregulares, frágiles y pequeños, compuestos por una mezcla de granos no volátiles y gases congelados. Tienen órbitas muy elípticas que los llevan muy cerca del Sol y los devuelven al espacio profundo, frecuentemente más allá de la órbita de Plutón.

Desde la antigüedad, han llamado poderosamente la atención la aparición de los cometas. En muchas ocasiones, han producido un enorme pavor, cuando sabemos que son totalmente inofensivos. Su aspecto general es el de un núcleo, rodeado de una cabellera y de una cola, que siempre tiene una dirección opuesta al Sol. Muchas veces nos asombramos al ver un cometa alejándose del Sol y observamos que su cola va por delante de él.

En el año 1482, apareció un cometa y el gran astrónomo Halley, aplicó sus cálculos para estudiar su órbita, aplicándolos a 24 cometas que se habían observado con anterioridad, encontrando que los cometas vistos en 1532 y 1607, eran el mismo que él estaba observando.

Este es el cometa que goza de más justa celebridad por haber sido el primero, cuya vuelta anunciada de antemano por Halley, fue confirmada por la observación. Halley predijo que la vuelta de este cometa se realizaría en 1759, afirmando que si acertaba, "la posteridad se acordaría que de que a un inglés se debía este descubrimiento que él no podría presenciar".

La posteridad hizo justicia a las notables predicciones de este sabio inglés, dando su nombre a dicho cometa.

El cometa de Halley fue visto de nuevo en 1835, en 1910 y en 1986. Este ultimo paso se observó mal y nos decepcionó a todos los que estábamos esperándole.

Las estructuras de los cometas son diversas y muy dinámicas, pero todos ellos desarrollan una nube de material difuso que los rodea, denominada cabellera, que generalmente crece en tamaño y brillo a medida que el cometa se aproxima al Sol. Generalmente es visible un pequeño núcleo brillante (menos de 10 kilómetros de diámetro) en el centro de la cabellera. La cabellera y el núcleo juntos constituyen la cabeza del cometa.

dibujo donde se explican los compomentes de un cometa
A medida que los cometas se aproximan al Sol desarrollan colas enormes de material luminoso que se extienden por millones de kilómetros desde la cabeza, alejándose del Sol. Cuando están lejos del Sol, el núcleo está muy frío y su material está congelado. En este estado los cometas reciben a veces el nombre de "bola de nieve sucia". Cuando un cometa se aproxima al Sol, a pocas UA (unidades astronómicas) del Sol, la superficie del núcleo empieza a calentarse y los volátiles se evaporan. Las moléculas evaporadas se desprenden y arrastran con ellas pequeñas partículas sólidas formando la cabellera del cometa, de gas y polvo.

Cuando el núcleo está congelado, puede ser visto solamente debido a la luz solar reflejada. Sin embargo, cuando se crea la cabellera, el polvo refleja más luz solar y el gas de la cabellera absorbe la radiación ultravioleta y empieza a fluorescer. A unas 5 UA del Sol, la fluorescencia generalmente se hace más intensa que la luz reflejada.

A medida que el cometa absorbe la luz ultravioleta, los procesos químicos desprenden hidrógeno, que escapa a la gravedad del cometa y forma una envoltura de hidrógeno. Esta envoltura no puede ser vista desde la Tierra ya que su luz es absorbida por nuestra atmósfera, pero ha sido detectada por las naves espaciales.

La presión de la radiación solar y los vientos solares aceleran los materiales, alejándolos de la cabeza del cometa a diferentes velocidades de acuerdo con el tamaño y masa de los materiales. Por esto, las colas de polvo relativamente masivas son aceleradas más despacio y tienden a ser curvadas. La cola iónica es mucho menos masiva, y es acelerada tanto, que aparece como una línea casi recta que se extiende desde el cometa en el lado opuesto al Sol. La siguiente imagen del cometa West muestra dos colas diferentes. La cola de plasma azul fino que está compuesta por gases y la cola ancha blanca que está compuesta por partículas microscópicas de polvo.

cometa West imagen de un cometa en el cielo


Cada vez que el cometa visita al Sol, pierde parte de sus volátiles. Eventualmente, se convierte en otra masa rocosa en el Sistema Solar. Por esta razón, se dice que los cometas tienen una vida corta, en una escala de tiempo cosmológica. Muchos científicos creen que algunos asteroides son núcleos de cometas extinguidos, cometas que han perdido todos su cola.
cometa Halley

El cometa Halley, para el autor de estas líneas, ha sido el que más interés ha despertado siempre. Tuve la idea de acercarme a la Hemeroteca Nacional, para leer noticias del acercamiento que se produjo en el año 1910. Por lo que se lee en los periódicos de la época, tuvo que ser asombrosa la imagen que dio el cometa. Se habla de que en el cielo había un resplandor con una longitud de cola de unos 30o.

Esto es lo que, a todos los que estábamos esperando con impaciencia la llegada siguiente la del año 1986, nos tuvo pendientes del acontecimiento. Sin embargo, ya lo hemos comentado en otros momentos fue decepcionante este paso.

Confiemos en que el próximo acercamiento al Sol y a la Tierra, que tendrá lugar hacia el año 2062, que nosotros ya no lo podremos presenciar, sea como el que hemos descrito de 1910. Nuestros hijos y nuestros nietos lo podrán comprobar. Suponemos que cada vez, el cometa se va desintegrando en su acercamiento al Sol y por tanto, lo normal es que también el Halley pase nuevamente casi desapercibido.

Creo que una curiosidad que se da en los cometas es, que aquella persona que descubre un cometa, puede ponerle su nombre. Cosa que no ocurre cuando se descubre un asteroide. De este último tema, hablaremos en otros momentos. Así pués comentemos algo de un cometa que hemos presenciado y nos ha entusiasmado a todos los aficionados a la Astronomía: el Hale-Bopp.

Cometa Hale-Bopp

Cometa Hale-Bopp

Más fotografias del Hale-Bopp


Una bella fotografía del cometa Hale-Bopp, muy cerca del horizonte
fotografía del cometa Hale-Bopp, surcando el cielo


El cometa Ikeya Seki (C/1965 S1) fue descubierto independientemente por los astrónomos aficionados Kaoru Ikeya y Tsutomu Seki, con unos 15 minutos de diferencia del uno al otro, el 18 de septiembre de 1965, a las 19h12m, al oeste de la estrella "Alphard" (a Hydrae) con una magnitud estimada de 8, presentándose difuso con condensación.

Cometa Ikeya Zhang


El 19 de septiembre a las 18h57m36s lo confirmaba el Smithsonian Astrophysical Observatory desde Woomera (Australia). Desde un primer momento se le reconoce como un cometa "suicida" o de Kreutz, aumentando su brillo rápidamente. Así el 1 de octubre, tuvo una magnitud aproximada de 5,5 y el día 12 del mismo mes, de 2; y una cola de unos cinco grados de longitud. Pasó por el perihelio a 0,007786 u.a. del Sol el 21 de octubre de 1965 a las 4h24m, pudiéndose ser visto en pleno día, tapando con la mano el disco solar. En ese momento pudo tener una magnitud de -10 ó -11. La cola del cometa alcanzó una longitud de 20 a 25 grados en los últimos días de octubre y primeros de noviembre. En su afelio se aleja del astro rey hasta 183,192214 u. a. Su periodo de revolución es de 876,684262 años. Existe una posibilidad de que este cometa fuese el retorno del gran cometa X/1106 C1, que fue visto en plena luz del día en toda Europa.-

El cometa Hale-Bopp lleva el nombre de dos astrónomos aficionados; Alan Hale y Thomas Bopp, que independientemente descubrieron el cometa el 22 de julio de 1995. En ese momento, el cometa se encontraba a 900 millones de kilómetros de la Tierra, más allá de la órbita del planeta Júpiter.

No es corriente que un cometa se descubra a una distancia tan grande del Sol. Nada más descubrirse, los astrónomos estuvieron nerviosos porque Hale-Bopp podría convertirse en el cometa más brillante de los tiempos en que se descubrió. Sin embargo, muchos cometas con frecuencia no alcanzan las expectativas.

El núcleo de un cometa, ya hemos dicho que frecuentemente se describe como una bola de nieve sucia. Su tamaño es de unos pocos Kilómetros y se piensa que surgen de los desechos remanentes de la formación del Sistema Solar.

El cometa C/1995 O1 (Hale-Bopp), es típico en el grupo de cometas con períodos orbitales muy largos (en este caso, del orden de 3.500 años), que se originan en la llamada Nube de Oort, una vasta nube esférica de material situada entre 30.000 y 100.000 Unidades Astronómicas (sabemos que U.A. es la distancia Tierra-Sol que es de unos 150 millones de kilómetros).

El camino de estos cometas a través del Sistema Solar, es decir su órbita, puede estar inclinada a casi cualquier ángulo con respecto al plano de la órbita Terrestre (la Eclíptica), a diferencia de los cometas con períodos más cortos, cuyas órbitas son más cercanas a este plano. La órbita del cometa Hale-Bopp está inclinada casi 90o respecto de este plano.

Los astrónomos han tenido oportunidades sin precedentes, para tomar espectros del Hale-Bopp, en las longitudes de onda de los rangos óptico, infrarrojo, y de radio, mientras el cometa ha evolucionado, y han detectado en él compuestos moleculares de carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y azufre.

Los astrónomos y todos los aficionados, no fueron decepcionados por el cometa. Después de su acercamiento al Sol, el cometa ha continuado su camino de regreso hacia el afelio. Viaja varios millones de Kilómetros por día y pasó por el perigeo hacia el 1 de abril de 1997.

Y querría terminar, con una relación de los cometas periódicos que van a pasar por su perihelio, en este año 2006. Son datos suministrados por el Anuario del Observatorio Astronómico de Madrid.

Nombre del cometa Mes Día Distancia al Sol Distancia a la Tierra
Tuttle-Giacobini Junio 12 1,05 1.02
Shoemaker 1 Junio 22 1,99 2,17
Koutek-Ikemura Noviembre 16 1,60 0,90
Harrington Agosto 14 1,76 2,71

Aunque en algunos momentos hemos dado como distancia Tierra-Sol, que sabemos es una de las constantes que manejamos en Astronomía, cuando hablamos de estos astros que se mueven cerca de nosotros, como son los cometas, los planetas, los asteroides y los meteoros, un valor de 150 millones de kilómetros, digamos con más rigor, que la unidad astronómica (UA), que manejamos siempre, es de 149.597.870 km.


Más fotografias de cometas:

Cometa Oman

Núcleo de Cometa